El guerrero ignoto por Giancarlo Orfanelli

El guerrero ignoto por Giancarlo Orfanelli
Titulo del libro : El guerrero ignoto
Fecha de lanzamiento : July 15, 2013
Autor : Giancarlo Orfanelli
Número de páginas : 494
Editor : Giancarlo Orfanelli

Descargue o lea el libro de El guerrero ignoto de Giancarlo Orfanelli en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Giancarlo Orfanelli con El guerrero ignoto

Abbi, un muchacho de piel oscura, de unos trece años, dejará atrás todo lo que conoce, inclusive a su padre, para embarcarse en una aventura para lo que fue preparado antes del inicio de los tiempos. No posee recuerdos de lo que le fue instruido en el momento de su creación, porque era ésta la única manera de protegerle del mal que desde siempre aguarda su llegada. Profetizada su aparición mucho antes de que naciera el primer profeta, su aventura iniciará una cadena de acontecimientos que determinarán si la humanidad merece otra oportunidad o, en caso contrario, marcarán el fin del dominio del hombre sobre cada uno de los planetas por él poblados y conquistados. El mal, en su forma más pura, tratará de evitar por todos los medios que Abbi cumpla su objetivo. El guerrero ignoto, niño de carne y huesos, poderoso espíritu en la realidad, recibirá solo el mínimo de ayuda necesaria, lo que le llevará a ocultarse en la soledad más desesperada, pues a quién habrá de preceder no podrá mostrarse jamás. No deberá salvar al que venga a salvar, ya que eso no está en sus manos, sino al legado que habrá de dejar con sus sacrificio el que viene a morir por los pecados de otros. Tres planetas diferentes serán mudos testigos de la confrontación que hará temblar los pilares que sostienen todo lo que fue creado, pero nadie recordará en vida el nombre, el rostro o las luchas que habrá de llevar a cabo el más inocente de los soldados . Solo así, en el olvido de las arenas del tiempo, su misión podrá hacer justicia, y el hombre pecador retornará al jardín de donde jamás debió que ser expulsado.